Cuando las cosas no tienen precio. Monedas y Bitcoins

El dinero, básicamente, es una herramienta. Que sirve para tres cosas: para comprar bienes (medio de cambio), para ponerle precio a las cosas (numerario) y para ahorrar (reserva de valor). Históricamente, muchas cosas han servido como dinero, desde la sal o el ganado, hasta los cigarrillos en la cárcel, pasando por supuesto por infinidad de metales.Cuando algo se convierte en dinero, generalmente lo hace porque se comienza a utilizar como medio de cambio. Se paga en esa especie. Por ejemplo, se paga una choza o un terreno de cultivo, con animales.Naturalmente, cuando eso sucede resulta conveniente nominar el valor de todas las cosas en esa especie. Es decir, expresar su valor en unidades de esa nueva moneda. Una choza, por ejemplo, pasa a valer dos cabras y una parcela de cultivo, cuatro.Finalmente, hace su entrada la tercera función: la nueva moneda se usa para acumular valor, la riqueza de quién lo posee. En este caso, la gente ahorra comprando cabras.

vía Cuando las cosas no tienen precio | El economista en piyama.